Fundación Miguel García Sánchez y Dempo (Soluciones Digitales a medida) unidos por la profesionalización de los agricultores y el cuidado del medio ambiente

Trabajar por una agricultura sostenible y respetuosa con el medio ambiente, es el objetivo que la Fundación Miguel García Sánchez y Dempo van a desarrollar conjuntamente durante el 2024.

En las instalaciones de Miguel García Sánchez e Hijos, en Puntalón (Motril), se ha formalizado el acuerdo de colaboración entre Fundación Miguel García Sánchez y la empresa Dempo, mediante el cual la compañía se alinea a los proyectos que lleva a cabo la Fundación, cuyos objetivos van orientados a la profesionalización y formación de los agricultores y agentes profesionales del sector hortofrutícola la aplicación de nuevas tecnologías a la agricultura, así como el fomento del cuidado del medio ambiente, éste último con más fuerza si cabe, ya que han entrado a formar parte del proyecto de Plogging, que este año cumple su cuarta edición.

Dempo es una compañía especialista en soluciones digitales a medida para una nueva generación de empresas conscientes de la importante del salto digital. Su objetivo es redefinir el papel que representa el desarrollo informático en las empresas y en la sociedad de nuestro entorno, dotándolo de singularidad y eficacia en un entorno de cooperación.

Al acto de firma, han asistido, por una parte, Juan Ignacio Bernárdez, David Jiménez, y Javier García, CEO, director ejecutivo y director de operaciones de Dempo, y, por otra parte, Jesús García, consejero delegado de Grupo La Caña y patrono de la Fundación Miguel García, Beatriz Molina, directora de I+D+i de Grupo La Caña, y Francisco García, responsable de la Fundación Miguel García.

David Jiménez destaca que «en Dempo, apostamos por la transformación digital del sector agrícola, de la misma manera que creemos en la importancia de cuidar y preservar el medio ambiente. Por ello, es un honor poder participar en este proyecto con la fundación Miguel García y poder seguir colaborando en nuevas iniciativas».

Por su parte, Jesús García agradeció la iniciativa de Dempo por trabajar de la mano con la Fundación y recalcó que “contar con Dempo como colaborador de nuestra Fundación, es un verdadero orgullo, ya que es una compañía alineada con nuestros valores, apostando deicidamente por la innovación para aumentar la capacidad de prosperar de la sociedad y de la agricultura, en particular”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *